FGR VA TRAS BENITO RENTERÍA Y SECUACES POR DELINCUENCIA ORGANIZADA


 

*Los acusan de ORQUESTAR ataques a vías generales de comunicación y fraude a trabajadores activos y jubilados.

 

  Involucrados en una campaña negra para denostar al Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros Ferrocarrileros de la República Mexicana, pagando cifras millonarias para atacar con información falsa y tendenciosa a la dirigencia nacional que encabeza Víctor Félix Flores Morales, Benito Bueno Rentería, Juan Calixto Rodríguez y Enrique García Cárdenas enfrentan hoy la otra cara de la moneda, al pesar sobre ellos una denuncia y orden de aprehensión federal por los delitos de delincuencia organizada y ataque a las vías generales de comunicación.
  Señalados como presuntos responsables del bloqueo de vías del tren en Oaxaca, los sujetos en cuestión serían señalados por el Ministerio Público federal, Juan Carlos García Santos, dependiente de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la FGR, quien ya solicitó la orden de captura en su contra por asociación delictuosa, proceso al que se le sumarían las denuncias en que se les señala por el delito de fraude en agravio de jubilados y trabajadores ferrocarrileros en activo.
   Bueno Rentería que recién presentó una planilla fraudulenta ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en la que no sólo no incluye a trabajadores en activo del sistema ferroviario nacional, sino que lleva consigo a cuñados y ex trabajadores que fueron liquidados por la antigua empresa Ferrocariles Nacionales de México -ya extinta- en la década de los ochenta, está siendo señalado como responsable de engañar a jubilados, a quienes les habrían ofrecido cargos y puestos de trabajo, además de encabezar un movimiento ilegal ante las autoridades del trabajo de nuestro país.
  De acuerdo con los documentos e información distribuida en redes sociales por algunos integrantes del movimiento disidente entre el sector ferrocarrilero la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la FGR, habría iniciado ya las pesquisas para dar con el paradero del ex Secretario general de la sección 31 del STFRM, depuesto tras descubrirse que vendía plazas laborales y tras quebrantar los estatutos sindicales, además de haber sido despedido de la empresa a la que prestaba sus servicios como ferrocarrilero al no presentarse a trabajar tras habérsele retirado la comisión sindical que ostentaba.

Comparte esta nota: