Peña Nieto: Ley de Seguridad Interior “dejó de ser una valiosa propuesta para convertirse en una imperiosa necesidad”.


El Presidente Enrique Peña Nieto tiene prisa y ayer urgió al Congreso de la Unión a atender con urgencia el debate sobre la Ley de Seguridad Interior.

El Primer Mandatario dijo que desde hace tiempo la Ley de Seguridad Interior “dejó de ser una valiosa propuesta para convertirse en una imperiosa necesidad”.

“La actuación del Ejército y la Armada en apoyo a la seguridad local se sustenta en su lealtad, su disciplina y su apego a los valores militares. Sin embargo esto no es suficiente. Hace falta un marco jurídico adecuado que regule la actuación de soldados, pilotos y marinos en tareas de seguridad pública”, señaló Peña Nieto.

Se trata, enfatizó, de crear un marco que con absoluta claridad defina los medios y los alcances del respaldo subsidiario que hoy brindan las Fuerzas Armadas en distintos estados y municipios.

El Presidente dijo que de manera complementaria el respaldo de las Fuerzas Armadas debe ser acompañado de un proceso de fortalecimiento a las corporaciones de seguridad en los estados y municipios.

No obstante, las condiciones para el avance de esta ley no parecen propicias. El pasado martes las bancadas del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados condicionaron la aprobación en comisiones del dictamen de la Ley de Seguridad Interior a que también se avale la minuta del mando mixto policial. 

“Las comisiones de Puntos Constitucionales y de Seguridad propondrán a votación la minuta del mando mixto, si ésta se aprueba estaríamos en condiciones de poder aprobar un régimen transitorio de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad”, dijo el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Marko Cortés. “Si no se aprueba, y lo digo con claridad, la minuta del mando mixto, no estamos en condiciones de votar la militarización de la seguridad en nuestro país”.

Oposición

Once organizaciones estadounidenses de derechos humanos se pronunciaron en contra de Ley de Seguridad Interior y aconsejaron al Congreso de la Unión a no aprobarla debido a que, afirmaron, resultaría en la militarización de México.

Fuente: informador.mx

Comparte esta nota: